September 9, 2015

Vuelvo a ser yo misma


Latidos del corazón 


Cuando entro con mis hijos a su casa, vuelvo
a ser yo misma.
Desde su mecedora ella
nos siente llegar y alza la cabeza.
La conversación no es como antes.
Ella está a punto de irse.
Pero llego a esconder mi cabeza
en su regazo, a sentarme a sus pies. Y ella me contempla
desde mi paraíso perdido
donde mi rostro era otro, que sólo ella conoce.
Rostro por instantes recuperado
cada vez más débilmente
en su iris celeste desvaído
y en sus pupilas que lo guardan ciegamente.

Daisy Zamora

7 comments:

  1. El paso del tiempo nos deja experiencias, amores y gente en el corazón; pero también el irreductible hecho de que llegado el momento partimos y parten aquellos a quienes amamos.
    Saludos!

    ReplyDelete
    Replies
    1. Cierto! Gracias por pasar por aquí Yeka y dejar tu comentario.

      Delete
  2. La belleza del poema se aúna con la sensibilidad de la imagen y juntos producen ese efecto mágico de nostalgia pero también de ternura.

    Besitos a montones, Marisa

    ReplyDelete
  3. Preciosa foto, la vida son nuestras emociones y si son agradables mucho mejor.

    ReplyDelete
  4. Bellísima foto, llena de sutileza, me encanta.
    Un besito.

    ReplyDelete

Your comments are welcome! ♥